Cabo, el perrito que vende tazas para pagar su tratamiento, está perdiendo la batalla

Millones de perros se encuentran viviendo en las calles de todo el mundo a la intemperie y sin un hogar donde vivir tranquilos. Tampoco tienen amor, solo la indiferencia de la gente que ignora el sufrimiento que viven día a día.

Pero si esto te parece cruel, peor es cuando estos perros están enfermos, ya que sufren mucho más los dolores en su cuerpo y muchas veces ni siquiera tienen fuerzas para salir a buscar comida en las calles donde viven.

Así era la historia de Cabo, un perrito que vivía en las calles de La Guajira, al norte de Colombia, hacía ya mucho tiempo, pero que su vida se había hecho más difícil desde su enfermedad. Cabo necesitaba urgentemente la ayuda de alguien que además de quitarlo de las calles, pudiera brindarle un tratamiento.

Para esta tarea llegó la organización de rescate animal Manejo Humanitario de la Fauna Callejera, ubicada en la ciudad de Medellín, que se encarga de rescatar a perros en situación de calle para que tengan una vida normal.


© Foto: Instagram / manejohumanitario

En este caso, rescataron a Cabo, al que vieron sumamente flaco, débil y enfermo. Efectivamente, constataron que Cabo estaba lleno de heridas y tumores. Nadie puede llegar a imaginar el sufrimiento que estaría padeciendo este perro, con hambre, desamparo y enfermedad.

Manejo Humanitario lo trasladó a su centro de rescate, en donde le brindaron desde el primer momento el tratamiento adecuado para su problema de salud.

En pocas semanas se hizo visible la mejora de Cabo, que comenzó a moverse más, a recuperar su peso y sus ganas de vivir. Sin embargo, había un problema: el tratamiento era muy costoso, por lo que hasta que fuera adoptado, debían conseguir el dinero suficiente para que Cabo no abandonara dicho tratamiento.

Pensando en esto, en Manejo Humanitario tuvieron la idea de recaudar dinero vendiendo mugs a sus seguidores y a quienes quisieran ayudar a Cabo.

Para tal fin grabaron un video que subieron a sus redes sociales, en el que podemos ver a Cabo junto a un veterinario y las tazas que venden.

Desde que llegó a este hogar, Cabo recibió todos los cuidados que su salud requería, aunque debido a lo costoso del mismo, tuvieron que buscar alguna forma de recaudar dinero. Estas tazas pueden ser enviadas por Manejo Humanitario al metro de Medellín, para que los compradores las retiren sin cargo. O ser enviadas a domicilio por un coste extra.

Mientras continúa con su tratamiento, Cabo espera no solo recaudar dinero con la venta de sus bonitas tazas, sino también ser adoptado por alguna amorosa familia de Medellín u otra ciudad de Colombia.

Actualización:

La salud de Cabo no está respondiendo bien al tratamiento. Manejo Humanitario ha informado sobre la evolución de la enfermedad:

El cumpleaños de Cabo: "logramos transmitirle todo el amor que le tenemos"

Último reporte sobre Cabo: "aún está con nosotros"