Cómo entender el lenguaje corporal de los gatos

Los gatos son animales muy especiales, tanto es así que no sabemos qué están pensando o cómo reaccionarán. Son misteriosos, silenciosos y solitarios. Es por eso que si queremos ser buenos amigos de estos animales maravillosos, con estos 5 consejos podremos formar una amistad inseparable con nuestras amadas mascotas.

1. La cola

La cola de un gato tiene diferentes interpretaciones de acuerdo a la posición en que se encuentre y los movimientos que haga. Por ejemplo, una cola levantada y levemente encorvada puede significar que el gato se siente bien y feliz con su vida.

En otros casos, cuando ves que la cola de tu gato está temblando, tal vez signifique que está nervioso o preocupado por algo. Pero es posible que también siga golpeando la cola contra el suelo, en cuyo caso tu gato estaría expresando que siente algún dolor. Siempre es recomendable prestar atención a estos movimientos de cola que hace un gato.

2. Ojos

Los ojos también son otra parte importante del cuerpo con los que el gato se expresa. Tal vez hayas visto que en algún momento tu gato tenía las pupilas dilatadas. Esto se debe a que en aquel momento sentía algo muy fuerte, como alegría o miedo.

Otra expresión común en los gatos se da cuando ronronean y parpadean lentamente, con lo que intentan manifestar que se sienten tranquilos, seguros y cómodos.

3. Interacción con los humanos

Hay una expresión muy normal entre los gatos, que es cuando frotan sus cuerpos contra las piernas de sus dueños. Con esto, lo que los gatos quieren transmitir es que marcan un territorio para demostrar que sus dueños son de ellos y no los comparten.

Del mismo modo, cuando un gato choca su cabeza contra el cuerpo de su dueño, le está tratando de transmitir su cariño y lo mucho que lo quiere.

4. Otros gestos

Es posible que nuestros gatitos sientan miedo en algún momento por algún motivo. En estos casos, te darás cuenta de lo que siente porque pega sus orejas a su cabeza, quedando casi ocultas.

5. El idioma de los gatos

Nuestras adorables mascotas también usan sonidos para expresarse. Si has estado muchas horas fuera de tu casa, cuando regreses a tu hogar tu gato te recibirá con un sonido corto, que significa un saludo.

Asimismo, un maullido más extenso quiere decir que te extrañó mucho, pero un maullido más corto te está diciendo que tiene hambre o sed.

Estos son solo algunos de los gestos, movimientos y sonidos que utilizan los gatos para expresarse con sus dueños. Conocerlos bien te permitirá tener una mejor relación con tu mascota.