Conductor de Uber viaja con perritos de refugio para sorprender a sus pasajeros y crear conciencia

Son muchos los animalitos que se encuentran en la calle o en refugios, esperando encontrar una familia que pueda brindarles el amor que tanto merecen. Este chico, que trabaja como conductor de Uber conoce muy bien esto, por lo que se le ha ocurrido una idea bastante particular para hacer que sus pasajeros tomen conciencia sobre lo importante que resulta adoptar animalitos rescatados de la calle.

La dinámica es bastante sencilla, pero cumple con el cometido planteado por el conductor del Uber. Los pasajeros abordan su vehículo, en donde dicho conductor se encuentra acompañado de dos cachorritos que ha traído de un refugio. Las personas al ver los pequeños perritos radiantes y llenos de amor, no pueden resistir llenarse de ternura, estableciendo una empatía inmediata con los animalitos.

En muchas ocasiones, puede verse a los pasajeros reaccionar con gran sorpresa y alegría, sin disimular sus emociones. Mostrando así, la felicidad que les produce el hecho de viajar acompañados de estos tiernos perritos.

Conductor de Uber les da una sorpresa a sus pasajeros con estos cachorritos, haciendo sus viajes más entretenidos

Lo interesante de este experimento llevado a cabo por el conductor del Uber, es que, durante todo el viaje puede verse a los pasajeros encantados con los cachorritos que los acompañan. Creando un ambiente muy agradable, en donde todos se llenan de felicidad y energías positivas.

Muchas veces suelen preguntarle al joven acerca de la procedencia de los perritos, ante lo cual, él les comenta que los ha traído de un refugio. Sin embargo, la única parte triste de esta historia, se produce cuando los pasajeros llegan a sus destinos y deben despedirse de los pequeños cachorros.

Tales son los vínculos que se crean entre los animalitos y los pasajeros en estos cortos viajes, que incluso en ocasiones han solicitado al conductor que se desvíe o continúe conduciendo por más tiempo. Esto, con el único fin de poder compartir un poco más con los adorables cachorritos.

En otras oportunidades, las personas se replantean el hecho de por qué no pueden llevarse a sus hogares a estos perritos. Todas estas emociones producidas en los pasajeros, así como el hecho de considerar adoptar a uno de estos animalitos, son consideradas como victorias por el conductor del Uber. Ya que, se está cumpliendo su noble objetivo: abrir el campo de posibilidades para que todos aquellos animalitos que se encuentran buscando un amoroso hogar, puedan encontrarlo.

Demostrándole así a las personas, que no es necesario tener un perrito de raza o pedigrí para ser felices con estos. Y es que, en la calle se encuentran muchos animalitos que no son de raza y están dispuestos a brindar un amor puro a quienes decidan darles la oportunidad de tener un hogar, y una familia en donde puedan ser felices.