Encuentran en la basura a un cachorrito con graves quemaduras en su cuerpo

Lamentablemente, en Coachella, California, Estados Unidos, se han dado dos terribles casos de maltrato y crueldad animal en los últimos meses. El primero de ellos sucedió en abril, cuando una cámara de vigilancia captó cuando una mujer arrojaba a la basura una bolsa que contenía 7 cachorritos. Esta vez, un vagabundo encontró en un contenedor de basura a un cachorro con graves quemaduras.

La mujer responsable del abandono de los siete cachorros fue encarcelada por el crimen que cometió, pues fue rápidamente identificada gracias a la cámara de vigilancia. Sin embargo, el caso del cachorro con las quemaduras en su cuerpo parece más complicado, pues al parecer no hubo cámaras ni testigos.

El vagabundo que encontró al cachorro se lo dio a Georgina Zazueta y su hija Alejandra Espinoza Zazueta para que le brindaran los cuidados necesarios. Ellas con gusto lo atendieron, pero estaban sorprendidas por la crueldad de quien le ocasionó las terribles heridas al pobre animal. El cachorro fue trasladado a un centro veterinario para tratar sus heridas.

El cachorro con graves quemaduras ahora está estable

Gran parte de su pequeño cuerpo tenía quemaduras y su piel era prácticamente inexistente. El cachorro de tan solo dos semanas de edad había sufrido mucho. La policía ni los veterinarios lograron deducir cómo fueron provocadas las quemaduras, pero se sospecha que el pequeño estuvo cerca de algo que se quemaba, o bien, que alguien vertió una sustancia corrosiva sobre su cuerpo.

El cachorro fue bautizado como Hope, que quiere decir ‘Esperanza’. Afortunadamente, el pequeño Hope recibió la ayuda médica necesaria y ahora se está recuperando. Los veterinarios señalaron que está estable, no tiene ninguna infección y que su pelo está comenzando a crecer. Este caso es realmente devastador, pues es el segundo caso de crueldad animal en Coachella en los últimos meses.

Las autoridades locales están haciendo todo lo posible por hallar al responsable de este horrible acto criminal. Hasta ahora no hay ningún sospechoso ni pistas de quién podría estar detrás del crimen. Esperamos que el trabajo de las autoridades rinda frutos y puedan encarcelar al desalmado que le hizo esto al pequeño Hope.

De momento, estamos contentos de saber que el perrito está ahora en buenas manos y recuperándose exitosamente. Ojalá que Hope pueda encontrar un lindo hogar que lo llene de amor y le ayude a sanar sus heridas, pues al igual que todos los perritos, merece ser amado y tener una familia.