Guardia de seguridad de un centro comercial rompe todas las reglas para ayudar a un perrito callejero

Romper las reglas es algo que no está bien, en especial para un guardia de seguridad cuya principal función es velar por que todos las cumplan; pero un gran ser humano dejó en claro sus prioridades. Un guardia de seguridad de un centro comercial en Filipinas decidió romper las reglas del establecimiento en donde trabaja para cambiarle la vida a un perrito callejero que deambulaba constantemente por la zona.

Esta conmovedora historia la cuenta Gretel Eleazar, quien es la fundadora de un grupo animalista de Facebook conocido como ‘Saving Strays Cebu’. Esta persona, relata que durante uno de sus viajes a Filipinas, visitó un centro comercial en donde se aceptaba la presencia de perros, a excepción de los perritos callejeros, los cuales no eran admitidos.

Por tal motivo, llamó poderosamente su atención ver en una ocasión cómo uno de los guardias de seguridad del centro comercial se encontraba acariciando y tratando de manera muy cariñosa a un perrito callejero, por lo que decidió acercarse al hombre para conversar un poco con él.


© Foto: Gretel Eleazar

Al guardia de seguridad del centro comercial no le importa romper las reglas con tal de poder ayudar a los perritos callejeros

El nombre del guardia de seguridad es Danilo Reyeg, quien ha comentado que siempre ha sentido la disposición de ayudar a los perritos que se encuentran desamparados y sin hogar. Danilo también mencionó, que la perrita que acariciaba en el centro comercial se llama ‘Franci’, con quien ha establecido fuertes lazos afectivos, y ahora se ha convertido en su fiel compañera durante sus guardias.

El guardia menciona que tal es su vínculo con Francis que ha decidido adoptarla, y ha ido enseñándole con el tiempo algunos trucos. Esta noble acción de rescate llevada a cabo por Danilo, ha hecho que sus compañeros del centro comercial también se motiven a querer ayudar a los animalitos sin hogar que suelen deambular por las cercanías del centro comercial.


© Foto: Gretel Eleazar

Fue así, que tras Francis quedar embarazada, uno de los compañeros de trabajo de Danilo llamado Quinner Cansana, le ayudó a cuidar de la perrita durante el embarazo, así como con todo lo referente al cuidado de los cachorritos mientras conseguían un hogar en donde fueran adoptados. Además, también algunos de los compañeros de trabajo de Danilo, hicieron todo lo posible por ayudar a ‘Micmic’, un perrito callejero discapacitado.


© Foto: Gretel Eleazar

En la actualidad, Danilo y Gretel Eleazar (fundadora de Saving Strays Cebu) se encuentran trabajando en equipo para ayudar a los perritos sin hogar que se acerquen a los alrededores del centro comercial. Esto sin duda nos demuestra que aún existen personas con gran corazón en el mundo, dispuestas a romper las reglas si es necesario por hacer un acto de nobleza como este.