Joven en Argentina instala comederos y bebederos para perritos callejeros

Son muchos los perritos que suelen encontrarse deambulando por las calles en búsqueda de comida o un lugar cálido en donde protegerse del frío. En Argentina, un joven quiso colocar su ‘grano de arena’ para hacer un poco más fácil la vida de los animalitos callejeros, por ello, instaló en una plaza pública comederos y bebederos para perros que fabricó él mismo.

Su nombre es ‘Patricio Sánchez’, un joven de 26 años de edad que además de dedicarse a la fotografía, es técnico de internet. Este, debido a sus ocupaciones laborales, debe pasar bastante tiempo recorriendo las calles de su ciudad.

Al preguntársele sobre este gesto tan noble que está haciendo a favor de los animalitos callejeros, Patricio comentó que lo conmovió el hecho de ver a tantos perritos callejeros en Junín, por lo que decidió emprender la tarea de fabricar estos comederos y bebederos para perros.

De hecho, comentó que la idea ya rondaba en su cabeza desde tiempo atrás, aunque no había contado con la disposición y determinación para realizarla. Mencionando, que el motor que lo impulsó a concretar esta idea lo encontró recientemente, gracias a la ayuda de una persona que le brindó su apoyo para salir de una situación difícil que estuvo atravesando a nivel emocional.

El joven fabricó los comederos para perros utilizando caños y codos de PVC

Tras armarse de ingenio y determinación, Patricio con gran esfuerzo llevó a cabo la tarea de instalar 4 bebederos y comederos para perros en la ‘plaza del centro’ en la ciudad de Junín. Pero eso no es todo, el joven también se tomó su tiempo para pintarlos y decorarlos, a fin de que estéticamente estos lucieran bastante agradables.

Además, los comederos y bebederos cuentan con sus respectivas tapas, las cuales evitan que los alimentos se ensucien o se mojen. También, el joven mencionó que una vez se acabe toda la comida depositada en los comederos, se tomará la tarea de abastecerlos nuevamente, aunque espera la colaboración de los habitantes de los alrededores, a fin de que la tarea sea más sencilla.

Gracias a esta fantástica y práctica idea de Patricio, los perritos callejeros podrán alimentarse e hidratarse cuando lo necesiten. Siendo estas acciones sin interés y tan llenas de amor, lo que hace falta a diario para que el mundo sea un lugar mejor.