No lo dejaban viajar en el avión con su gato con sobrepeso, así que se ideó un plan para burlar los controles

Cuando una persona desea viajar en avión con su mascota, el lugar indicado y que le es asignado por las compañías aéreas es la bodega. Allí es alojada durante todo el viaje para no causar problemas o molestias a otros pasajeros. Este había sido el lugar que tendría que haber ocupado Viktor, un gato con sobrepeso.

Cuando el dueño de este gato, Mikhail Galin, recibió la noticia de que su amado gato debía viajar en la bodega porque pesaba 10 kilos, fue una gran preocupación, ya que estaba convencido de que no aguantaría un viaje tan prolongado de 8 horas, lo que pondría en riesgo su vida.


© Foto: Instagram / mikhail_galin

Los dos kilos de más que llevaba Viktor no le permitían viajar en la cabina junto a su dueño. Esto fue motivo suficiente para que Mikhail ideara un plan para que su gato viajara más cómodo y seguro.

Como primer paso, perdió su vuelo y se comunicó a través de Facebook con una persona que tenía un gato parecido al suyo, pero más delgado. El plan ya estaba en marcha: haría pasar al gato liviano, Phoebe, como si fuera Viktor. Una vez que el gato pasara las pruebas de peso en el aeropuerto, sería intercambiado por Viktor.


Phoebe - © Foto: Instagram / mikhail_galin

De esta forma, pudo burlar los controles aéreos y viajar con su gato. En las fotos que Galin subió a las redes sociales, se lo ve muy feliz con Viktor en su regazo, mientras ambos miran por la ventana.


© Foto: Instagram / mikhail_galin


© Foto: Instagram / mikhail_galin

Las consecuencias para este hombre ruso no se hicieron esperar: cuando la compañía aérea se enteró a través de las fotos publicadas lo que había hecho, le quitaron todas millas aéreas que llevaba acumuladas. Se trata de la compañía rusa Aeroflot, que tomó la decisión de eliminar a Mikhail Galin de su programa de viajero frecuente cuando se hicieron públicas las fotos del gato con sobrepeso viajando en el asiento con su dueño.

Hasta este momento, Galin llevaba acumuladas unas 370 mil millas que podía canjear en vuelos de esta empresa, las que fueron todas canceladas debido a la actitud de este pasajero. Sin embargo, pudo viajar cómodo y tranquilo con su amado gato. Y, por si fuera poco, ahora son varias las compañías aéreas competencia de Aeroflot, que le ofrecen viajar gratis en la cabina con su gato.